¿Fidelizamos de manera adecuada a nuestros clientes?

Este es el título de mi primer post en el blog Expansión, publicado el pasado 18 de febrero.

Llevo muchos años trabajando en fidelización de clientes que mis interlocutores en las empresas y corporaciones, no quieren conquistar corazones, quieren conquistar billeteras. Hoy en día, no hay manera de escaparse: la fidelización es una mezcla de impactos en el cliente, emocionales y racionales. El corazón decide y el cerebro justifica, el corazón tiene razones que la razón no entiende. En la era de las experiencias, para fidelizar al cliente es fundamental comprender que la vinculación emocional, la empatía y la confianza son los factores clave.  El objetivo es la recurrencia rentable de clientes rentables. Leer post completo